7 julio, 2018

CARAL

 

Caral se encuentra en el Valle de Supe, a 200 kilómetros al norte de la ciudad de Lima.
Según sus descubridores es la más antigua del continente americano, coetánea de otras como las de China, Egipto, India y
Mesopotamia.
En 1994 la arqueóloga Ruth Shady recorrió nuevamente el valle de Supe e identificó 18 sitios con las mismas características arquitectónicas, entre los cuales se encontraban los 4 conocidos como Chupacigarro Grande, Chupacigarro Chico, Chupacigarro Centro y Chupacigarro Oeste. Para diferenciarlos Shady los denominó, Caral, Chupacigarro, Miraya y Lurihuasi. Que son los nombres quechua de los poblados más cercanos a los sitios. Chupacigarro es el nombre español de un ave del lugar.

Shady excavó en Caral a partir de 1996 y presentó sus datos por primera vez en 1997, en el libro "La Ciudad Sagrada de Caral-Supe
en los albores de la civilización en el Perú". La antigüedad de la Ciudad Sagrada de Caral se ha confirmado a través de 42 fechados radio carbónicos realizados en los Estados Unidos. Que dan un promedio de 2.627 a 2.100 años a.C. aproximadamente, cuando en el resto de América el desarrollo urbano comienza 1.550 años después. Su hallazgo cambia los esquemas que hasta ahora se tenían sobre el surgimiento de las
antiguas civilizaciones en el Perú.

Arquitectura
Las construcciones monumentales más destacadas son:

  • La Pirámide Mayor
  • La Pirámide Menor
  • La Pirámide de la Galería
  • La Pirámide de la Huanca
  • El Templo del Anfiteatro
  • La Pirámide de la Cantera
  • El Templo del Altar Circular

Al pie del Templo Mayor y de La Pirámide del Anfiteatro se construyeron grandes plazas circulares, espacios de congregación
para los habitantes de la ciudad, donde probablemente se realizaron actividades acompañadas por la música de flautas
traversas y cornetines.
Las 32 estructuras piramidales encontradas, una de ellas de 18 m de altura, coinciden con la fecha en que la civilización egipcia
construyó las suyas.
La Ciudad Sagrada de Caral tiene una extensión de 65 hectáreas y entre sus excavaciones se ha encontrado numerosos fogones
construidos para ofrendas y hay señales de posibles rituales en dicho lugar.
El años 2005 la Dra. Shady en sus excavaciones ha encontrado restos textil interpretado como un Quipu en regular estado de
conservación. Lo que está en estudio a fin de tener mayor rigor cien.